Esta imagen me recordó al clásico momento en el que estás concentrado en un buen juego de video y te interrumpen de manera indiscriminada. Admitámoslo, la mayoría lo hemos dicho: “Mamá ¡no puedo guardar el juego en medio de una pelea!” Yo tuve que dejar mi juego pausado y mi consola prendida durante varias horas en lo que me desocupaba… Lo peor es que mientras hacía mis quehaceres me la pasaba nervioso por esa pelea que dejé en pause.

Lo peor era cuando jugábamos con el GameBoy y sabíamos que mientras estábamos ocupados haciendo los mandados que nos imponían nuestras madres, las pilas AA se iban consumiendo lentamente… Era un golpe duro al bolsillo de cualquier chamaco.

Lo bueno de crecer es que eso ya no es un problema… pero dentro de unos años, nuestra frustración se verá así:

Divorce that bitch!

 

Anuncios

¡Deja tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s