Recuerdo mi primer experiencia con la realidad virtual, en el otoño de 1995 cuando tan solo tenía 7 añitos. En una de las plazas cerca de mi casa, que en ese entonces era bastante nueva, se detuvo uno de los tours rodantes de videojuegos. Un montón de trailers con contenedores llenos de los videojuegos que todo niño, y no tan niño también, quería. Como en ese entonces mi única consola era un Atari 2600 Jr. debido a que mis papás tenían algo en contra de los videojuegos (algo les hizo ese Atari), el tour rodante de videojuegos era como encontrar el Santo Grial. En mi limitada y excitante aventura en el mundo de los videojuegos me encontré con un peculiar dispositivo… Rojo, que parecía un visor… ¡El mítico Virtual Boy!

nintendo-virtual-boy
El infame Virtual Boy.

No tardé nada en agandallarlo y meterme a un mundo diferente, ¡de posibilidades ilimitadas! En ese tiempo me pareció magnífico, que en realidad estábamos viviendo en el futuro. Ahora lo que mejor recuerdo son las luces rojas cegadoras… Y que a final de cuentas ,estuvo lejos de ser lo que pensaba. Una leída rápida a Wikipedia me dió una luz al por qué las “pantallas” del Virtual Boy fueron diseñadas de esa manera, y ¡carajo! Todas son pésimas razones. Sorprendentemente el efecto 3D que usaron en el Virtual Boy es el mismo efecto que usa el 3DS, parece que el tiempo les ayudó para refinar la tecnología. Aunque en ese entonces la experiencia pareció sorprendente los 5 minutos que la toleré, todos sabemos en dónde terminó el Virtual Boy: junto con todas las copias del juego de E.T.

Los effectos del Virtual Boy.
Los effectos del Virtual Boy.

Viajemos en el tiempo unos cuantos años, al invierno del 2015. La realidad virtual está de vuelta con los múltiples dispositivos en desarrollo que prometen revolucionar el entretenimiento digital, no como las televisiones 3D que fue otro experimento fallido. Y para obtener una probadita de lo impresionante que es la realidad virtual, Google nos ofreció el magnífico Cardboard. Aunque Cardboard ya tenía rato en el mercado, nunca me tomé la molestia de probarlo porque de alguna forma me recordaba al Virtual Boy. Sin embargo, en ese invierno del 2015, rondando por un cine con otros miembros del 7bit nos topamos con un montón de cajas abandonadas cerca de un poster promocional para una película basura. Con lo mortos que somos, obviamente nos acercamos para ver qué era… ¡Santa madre de Jebús! Un montón de Cardboards abandonados que eran parte de la promoción de la película, ¡El Santo Grial de nuevo!

Google Cardboard
La cajita mágica de Google

Inmediatamente nos pusimos a descargar aplicaciones para probar nuestros nuevos Cardboards y nos metimos al mundo de la realidad virtual. Obviamente, la experiencia con Cardboard depende absolutamente del teléfono que tienes, y en ese momento tenía un celular bastante basura. Tanto la pantalla como los sensores no son de buena calidad, pues era un teléfono chino. Aunque nos pareció algo interesante, no le dimos el tiempo suficiente para juzgarlo adecuadamente. Eso sí, una aplicación en la que puedes “volar” en Google Maps nos fue tan desorientante que empezaba a marearnos un poco después de un minuto. Así que lo dejamos para otro día.

Con más calma, tiempo después, lo probé en mi casa (el Cardboard). Lo primero fue ponerme cómodo e ingeniarme cómo amarrármelo a la cabeza para no tener que estarlo agarrando todo el tiempo, la solución: un suéter. Me puse unos audífonos y me metí de lleno a una nueva realidad, o al menos eso pensé. Tener que quitarme todo el aditamento para cambiar de aplicación y probar cosas diferentes es tan fastidioso. El efecto mosquitero debido a la pantalla chafa de mi teléfono no ayudó en nada, todo parecía borroso. Y por último, los sensores chafas hacían que todo se moviera aleatoriamente para todos lados, lo que es extremadamente confuso y me mareaba de vez en cuando. Así que mejor, lo dejé por la paz… La realidad virtual no estaba lista para mi.

No es tan sorprendente como parece.
No es tan sorprendente como parece.

Regresemos al presente, casi un año después, y ahora casi todos los dispositivos de realidad virtual están a la venta. El Oculus y el Vive cuestan una fortuna, PSVR está a poco de salir, Google pronto dará más detalles sobre Daydream, y Samsung Gear VR supuestamente es el dispositivo de entrada a la realidad virtual. Con la coincidencia que decidí cambiar mi teléfono por uno de los nuevos Samsung explosivos, decidí darle una nueva oportunidad a la realidad virtual en la forma del Gear VR. Sin considerar el costo del teléfono, Gear VR es definitivamente la mejor opción de calidad para entrar a la realidad virtual, considerando el costo del teléfono, PSVR es definitivamente la opción más económica.

Desde el momento en que me puse mi visor a un mundo diferente pude sentir la diferencia, y en el momento en que empecé a ver ese otro mundo todo cambió. Aún con el mínimo efecto mosquitero y que sabía que estaba viendo un “video”, mi cerebro empezó a hacer cosas raras. El mundo virtual tenía sentido para mi cerebro, las distancias parecían correctas, los movimientos de mi cabeza eran adecuados, mi interacción con el mundo tenía sentido. De nuevo, me sentí como ese niño emocionado por explorar nuevo mundos virtuales. Entre más aplicaciones, experiencias, videos y juegos pruebo, más me emociono por el potencial de la tecnología. Siento que en unos cuantos años tendremos algo como en Ready Player One (si no lo han leído, es un excelente libro de ciencia ficción), y podré perderme en un mundo virtual lleno de aventuras.

De las diferentes experiencias que probé, los juegos definitivamente son lo más entretenido. Los juegos en tercera persona se sienten como si tus juguetes cobraran vida en frente de ti, lo que la imaginación de todo niño logra sin problema alguno. Los juegos de navecitas en primera persona son extremadamente divertidos, hasta que empiezas a dar vueltas como loco y te empiezas a marear. Sorprendentemente, lo único que me causa mareos es dar vueltas de manera descontrolada, cosa que me marea en la realidad real. Un video que vi que es como una mini experiencia al estilo de la película Gravity, me tenía en el espacio dando vueltas descontroladas, lo que casi causa que me caiga de mi silla. Uno de los efectos más interesantes sucede cuando las cosas en el mundo virtual no responden de acuerdo a las leyes físicas de nuestro mundo. Es algo difícil de explicar, es como una sensación de confusión y desorientación. Cosas como cámara lenta en primera persona o el lag causan que el cerebro rechace lo que está viendo. Lo que me parece bastante interesante, a veces siento como si estuviera en un sueño y quisiera despertar.

Ya para terminar, una de las experiencias más perras, que no es un videojuego, es poder ver películas o videos en la luna… ¡Épico! Cabe mencionar que las imágenes que se pueden mostrar en 2D (como la de abajo) parecen muy basura, pero cuando las ves en VR de verdad cambian bastante. Si nunca has usado uno y cuando ves las imágenes de juegos y piensas: “esto se ve muy chafa”, créeme, tu opinión cambiará desde el primer momento que veas imágenes en VR. Todo lo que jugué fueron experiencias o juegos gratis o demos y se preguntarán: “¿pagarías por un juego para el Gear VR?”. Esta es una respuesta difícil, ya que no soy de los que piensan que pagar por “juegos móviles” es buena idea en general debido a la falta de contenido que tienen. Si vamos por la regla de alrededor de 20 pesos (1 dólar, ¡auch!) por cada hora de juego, los juegos actuales para el Gear VR duran alrededor de 1 a 3 horas por lo que definitivamente no pagaría por ellos. Sin embargo, las experiencias son bastante interesantes y por el solo hecho de impulsar la tecnología, pienso que vale la pena pagar por uno que otro de excelente calidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todo esto nos lleva al futuro, al futuro cerca donde Sony lanza el PSVR y tenemos el primer dispositivo de realidad virtual completamente accesible a las masas gracias a la plataforma ya ampliamente establecida en las casas de millones. Un futuro donde puedes explorar los primeros verdaderos mundos virtuales, que con el tiempo mejorarán y nos llevarán más lejos. Que con el tiempo parecerán tan reales que no podremos ver la diferencia entre el mundo virtual y el real. Que nos hará preguntarnos si ya estábamos viviendo en un mundo virtual…

(mygaming)
Futuro, ven a mi…
Anuncios

¡Deja tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s