Gamers, ¡ustedes tienen la ventaja!

Van a pensar que seguramente estoy jugando con ustedes y estas son puras mentiras, pero no las son… El jugar videojuegos hace que desarrolles ciertas habilidades que son bastante útiles cuando uno se encuentra en esos momentos coquetos en la cama. Y sé que los adictos a los esteroides y a los suplementos proteínicos me van a decir que estar trabadísimo o correr mil kilómetros diarios son más importantes que cualquier otra cosa cuando se encuentra uno en “acción”. Pues les voy a responder fácilmente con un dicho urbano: “más vale chiquito y rinconero, que grandote y dormilón”. Así que ya saben, aquí van cuatro grandes razones por las cuales jugar ¡más videojuegos, más tiempo! Obviamente dejando tiempo suficiente para los momentos coquetos.

¡Razón número uno! Coordinación tacto-visual

Los juegos hoy en día requieren de un número impresionantes de combinaciones perfectas y sincronizadas para lograr los combos más impresionantes y placenteros, mientras mantienes una perfecta concentración en la pantalla y lo que está sucediendo a tu alrededor… Y la verdad no pueden contradecir que el tener tus manos en el lugar correcto en el momento correcto siempre terminará en un “fatality”, las chicas me lo van a confirmar… No hay mejor que el toque perfecto al mejor rematador en el área chica, eso es gol seguro y ya saben con lo que me refiero a gol. Así que entrenen sus sentidos y su toque mágico y así estoy seguro sus chicos/as jamás los dejarán; hasta jugarán con ustedes para volverse mejores ellos/as también. 😉

Hay que aplicar todo lo aprendido en los videojuegos en la vida real.

¡Razón número dos! Entender las señales audio-visuales

A menos de que tengan una chica que les diga cada paso que deben realizar en la cama para que sus sentidos exploten, esta es una de las mayores razones en las que los videojuegos te hacen todo un semental. Bien sabemos que los videojuegos están lleno de estas señales, a las cuales estamos muy bien entrenados para reconocer, analizar y actuar de la mejor manera posible. Ahora, si aplican todo este entrenamiento para detectar y actuar ante las señales de su pareja, los resultados serán impresionantes… El saber qué hacer, dónde hacer y cuándo hacerlo es una habilidad que muy pocos valoran y MUCHOS/AS aprecian.

Así como hay que esperar al momento perfecto para brincar sobre Bowser, hay que hacer la movida correcta.

¡Razón número tres! Perseverancia

Todo gamer de verdad le tiene respeto y cuidado impresionante a sus videojuegos, los trata de la mejor manera y están atentos al más mínimo detalle; esta atención a los detalles siempre nos lleva a querer sacar el tesoro más escondido, el “boss” secreto más poderoso y obtener el trofeo platino. Todo esto no se alcanza llegando a lo idiota, sin planeación y confiado… No, es cosa de tener una estrategia y más que nada intentar una y otra vez hasta obtener el resultado deseado. Es estar una hora viendo el tesoro frente a ti pero no encontrar el camino correcto o no dar el salto en el momento indicado. Y claro, todo gamer quiere teminar por completo con sus juegos… Chicos/as, sustituyan “juegos” con ustedes y sabrán a lo que me refiero ;). Sí, un gamer seguramente no se dará por vencido hasta no haber satisfecho cada una de los deseos carnales de su pareja…

Tip: los fanáticos de Demon’s Souls y Dark Souls tienen el máximo nivel de perseverancia.

¡Razón número cuatro! Paciencia

¡Ah los gamers! ¿Quién tiene más paciencia que un gamer? Estoy seguro que nadie, somos los únicos que podemos estar durante horas intentando acabar con el jefe final de un RPG, esperar los largos tiempos de espera en lo que carga un juego y el peor de todos nuestros males… Esperar a que salga el juego que más esperamos y poder poner nuestras manos en ellos (por ejemplo, 10 años por FFXV). Sí, los gamers hemos desarrollado una súper paciencia que seríamos capaces de esperar a que todos tengan una rebanada de un delicioso pastel de chocolate para nosotros tomar nuestro pedazo (claro, el que parte y reparte… Se queda con la mejor parte) ;). Y señoritas, no me van a decir que no les gusta que nos llevemos las cosas con calma y explotemos al máximo el jugueteo previo a la acción. Esos que quieren ser los primeros en comerse el pastel y se lo atragantan todo inmediatamente lo único que causa es el equivalente femenino al síndrome de las bolas azules y ¡ouch! Vaya que eso duele y no se lo deseamos a nadie… Bien saben que no digo mentiras, así que en verdad esta es una cualidad muy bien apreciada.

Espera… Espera… Un poquito más… Otro poquito…

Pues ahí lo tienen señores y señoritas gamers, para que vean que los videojuegos sí traen muchas cosas buenas y en ámbitos que jamás se lo hubieran imaginado… Ahora sí que lo único que queda por hacer es entrenar hasta el cansancio estas habilidades y lo más importante de todo… ¡Ponerlas en práctica! ;). Si tienen alguna razón más que gusten compartir, ahí déjenla en los comentarios.

(Este artículo es parte de nuestra serie “En Retrospectiva” y fue publicado originalmente en Enero del 2012. ¡Ya llovió!)

Anuncios

¡Deja tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s